Ángeles Espinar, pura artesanía

María José Sánchez recuerda lo que su madre, Ángeles Espinar, evoca de su abuela Inés Díaz, “La Dorotea“, un clásico que le contaba cuando desde su pequeño taller en Villamanrique de la Condesa comenzó a materializar el sueño que le rondaba por su cabeza: bordar belleza de seda en mantones que llevaran su nombre e impronta. Es ahí donde se inicia el camino de la firma ‘Ángeles Espinar’, una empresa artesana que ha paseado al mantón de Manila por todo el mundo. Precisamente en la última edición de ‘SIQ, Sevilla Handcraft&Fashion’, la firma volvió a hacer gala de una trayectoria que comienza en el siglo XIX y que, afortunadamente, aún perdura en nuestros días. Y digo “afortunadamente” porque sus piezas son auténticas obras de arte. En su taller florecen todos los estilos: isabelino, vintage o ese tan característico de rosas desbordadas definitorio de las ‘cigarreras‘. Un trabajo exponente de la artesanía por antonomasia, desde el uso de materiales nobles al proceso de teñido y bordado. Las mujeres que se dejan envolver por los diseños de Ángeles Espinar llenan las calles de flores, pájaros, arquitectura, elegancia, carácter, estilo, belleza…..

Ángeles Espinar y su hija, María José Sánchez, bordando en el patio de su casa de Villamanrique de la Condesa.

María José Sánchez, heredera del arte y la pasión de su madre, Ángeles Espinar.

Dos generaciones de artesanas unidas bajo la internacional firma ‘Ángeles Espinar’.

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

1 Response

  1. Antonio Rengel dice:

    Verdaderas obras de arte y las fotografias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *