Detalles a la milanesa

¡Hola, amigos! No sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero cada vez estoy más convencida de que, de vez en cuando, uno tiene que marcarse un detallazo para sí mismo, ‘pa su cuerpo y pa su mente’, si es posible, claro está. Y si de paso ese detalle es también para el disfrute de otros, pues mejor que mejor. Os cuento: la mayor de mis hijos, Claudia, llevaba ya poco más de un mes cursando su tercer año de carrera en Milán, gracias, entre otras cuestiones, a una beca Erasmus que le concedieron. Lo cierto es que, desde que nació hace 20 años, no habíamos estado separadas tanto tiempo. En verdad no es tanto, lo sé, pero creedme cuando os digo que la estaba echando mucho de menos.

Con Claudia y, al fondo, el Castillo Sforzesco de Milán.

Todo ello, unido a que las circunstancias de repente empezaron a ser muy oportunas, hizo que en un pispás me plantara en Milán: encontré billete asequible, un magnífico hotel –el Barceló Milán a un precio extraordinario-, la posibilidad de quitarme del medio de Sevilla unos días con cobertura incluida…, y mi principal estímulo, la ilusión de Claudia de que la visitara. Había estado antes allí por motivos laborales, pero nunca pateé la ciudad tanto como en esta ocasión.

Recepción del Hotel Barceló Milán.

Me encantó el concepto ecléctico y vanguardista del Barceló Milán.

Interior de mi habitación en el Barceló Milán.

Original interior del armario de la habitación.

Detalles y reflejos de la habitación.

Sorprendente el diseño creativo de cada rincón del hotel.

Tecnología punta en una atmósfera completamente innovadora.

Portada de un libro sobre la obra de Simone Micheli, interiorista responsable de la increíble imagen del Hotel Barceló Milán.

Un escenario exclusivo para desayunos dentro del hotel.

Una manera exquisita de empezar el día con un magnífico desayuno en el Barceló Milán.

Me ha gustado, especialmente, sus monumentos (aunque no son muchos), su arquitectura, sus áreas comerciales, el ambiente, su Expo y muchos de sus detalles. Os enseño algunos…

Empezamos la visita por la Galería de Víctor Manuel II con mis botines de Meher Kakalia comprados en Global Sevilla…, ¿me acompañáis?

Claudia y yo, dispuestas a dejarnos enamorar por el delicioso estilo de Prada, en la Galería de Víctor Manuel II.

Accesorios de Prada, en la prestigiosa Galería de Milán.

Detalle de unos zapatos de Prada que me enamoraron.

Momento de visitar una de las muchas exquisitas heladerías de Milán.

Helados artesanales…, ¡¡imposible resistirse!!

De ruta por la ciudad en la mejor compañía.

No podía faltar la inspiración flamenca en Milán. En la imagen, un diseño que me sorprendió en una tienda de Diesel.

Detalles que me cautivaron en la decoración del techo de una tienda.

Artesanos en la calle que no dejan de sorprenderte con su creatividad.

Figuras realizadas con verduras.

Visita ineludible…, ¡¡Expo Milán 2015!!

Colmena de aluminio en el Pabellón de Reino Unido.

Pabellón de Vietnam.

Pabellón de España.

Interior del Pabellón de España.

Productos exhibidos en el Pabellón de España.

Coche forrado con frutas y verduras naturales.

Un descanso antes de continuar con mi ruta por Milán con una copa de Moscato D’asti, ¡mi vino favorito de Italia!

Toca un paseo ahora por Los Navigli de Milán.

Navigli es, sin duda, uno de los barrios con más encanto de la ciudad.

Y qué mejor manera de acabar el día que degustando la gastronomía de Unico Milano, uno de los restaurantes más prestigiosos de la ciudad con estrella Michelin.

Un espacio capitaneado por el reconocido chef Fabio Baldassarre y situado en el último piso de un rascacielos de Milán. Las vistas, como os podréis imaginar, son impresionantes.

La peculiaridad del menú en Unico Milano es que puedes elegir cinco ingredientes y el chef te sorprende con platos elaborados con esos ingredientes.

Unico Milano, una auténtico placer para el paladar y el resto de los sentidos.

Eso sí, lo más gratificante y esperado, como os podréis imaginar…, ¡ver a mi hija! Hasta pronto y feliz puente de octubre…, ¡besos!

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

4 Responses

  1. Mayte dice:

    Precioso viaje Raquel, guapas a rabiar las dos. Mil gracias por compartirlo con nosotros.

  2. MAYTE ZÚJAR dice:

    Me alegro mucho ! Yo estuve el mes pasado en Milán y me gustó bastante. Me parece una ciudad con mucho estilo, interesante desde el punto de vista monumental y con una exquisita gastronomía. Un beso.

    • adm_rrevuelta dice:

      Gracias, Mayte. Es una ciudad fantástica y, si la ‘pateas’ en compañía de alguien tan especial, la impresión es aún mucho mejor. Besos, Rakel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *