Fernando Claro, un creador inquieto

Fernando Claro se define como ‘un hombre normal‘ con un solo objetivo, tan claro como su propio apellido: poner guapas a las mujeres. Verlas, sentirlas, oírlas, para patronar con quietud certera desde el compromiso, el buen hacer y el amor pasional por extender el tejido y hacerlo una piel movible. Sus colecciones, concebidas desde la reflexión y la calma, son una oda a la belleza y a esa inquietud que emana de un creador que, desde la humildad, desea plasmar esa hermosura y tornarla imperecedera, atemporal y ajena al caprichoso nervio de tendencias y modas. Un vestido de Fernando Claro, como el amor, la amistad, la bondad…, es para siempre. Y afortunados seremos cuando volvamos a disfrutar de su maestría en la próxima edición de ‘SIQ, Sevilla Handcraft&Fashion‘, que se celebrará del 1 al 4 de junio en los aledaños del Archivo General de Indias de la capital andaluza. Hasta entonces, así es su artesanía, su costura, su sentir…, ¡feliz fin de semana!

El diseñador Fernando Claro; junto a él, a la izquierda, su hija Beatriz.

 

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *