Las entrañas de ‘SIQ’

Veloz ha pasado la segunda edición de ‘SIQ, Sevilla Handcraft&Fashion’. Atrás quedan nervios y unos preparativos que, sólo los que hemos concebido y llevado a cabo con mucho esfuerzo y más mimo aún este evento, podemos expresar con palabras y, sobre todo, con imágenes. La semana previa a la cita comenzamos con unas breves clases magistrales con las alumnas del curso actual de modelos de Doble Erre que desfilarían en el evento. Llevar vestidos de novias y de ceremonia…, ¡no es tarea fácil! Fueron impartidas por Pedro González y el objetivo no era otro que singularizar el estilo, aprender a mirar y ser lo que una modelo debe ser: un soporte que humanice las prendas e imprima la energía en las mismas para despertar el deseo de aquéllos que miran. Claudia, las dos Anas y Julia fueron algunas de las chicas que, ilusionadas, atendieron sin pestañear a los consejos del director artístico.

De igual manera, llevamos a cabo las pruebas de maquillaje y peluquería de los diseñadores y firmas participantes. Ana Espejo, Paco Cerrato, Juan Aidos y la escuela de maquillaje de Cristina Rivero fueron asesorados por la dirección artística de SIQ sobre el estilismo requerido por cada uno de los diseñadores. La modelo Irene Lora se sometió a los diferentes cambios.

Junto al Departamento de Moda, en el de Comunicación se labraba todo un entramado de supervisión de aplicaciones, labores de relaciones públicas, envío de información a medios de comunicación… Una organización y una logística perfectas fueron los objetivos de tantas reuniones profesionales.

Y llegó la semana de la costura sevillana. Todo aquello que se expone al espectador encierra en su interior los intríngulis que lo hacen posible. Lejos de la epidermis de las cosas, se encuentra la “ropa interior” de lo que se ve, soporta, guarda y sustenta; un andamio de voces, de acuerdos y desacuerdos, de sudor, de alguna lágrima, de comidas en soledad, de críticas, de cigarrillos fumados furtivamente. Son los magos que hacen posible que la fiesta comience, que se levante el telón y comiencen los sueños.

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *