Primavera en la nieve

Siempre es un gusto organizar unos días en Sierra Nevada porque normalmente el plan va unido a un viaje en familia, mis hijos y yo, además de momentos de deporte y risas; y si además las condiciones meteorológicas acompañan, mejor que mejor. En la ocasión que hoy os cuento, a la excursión se unió la familia de mi hermano al completo y esto fue ya la guinda del pastel. Los primeros días de la Semana Santa, de Viernes de Dolores a Lunes Santo, no pintaban nada bien en Sevilla, pues auguraban días lluviosos y, por tanto, ambiente triste entre los nazarenos y demás hermanos y afines a las diferentes cofradías que no tenían nada claro si finalmente podrían salir o no. Por este motivo y por lo bien que siempre nos reciben en la sierra todo el equipo y colaboradores de mi amiga Silvia Peris y Alejandro Berdejo, nos liamos la manta a la cabeza y tiramos para Sierra Nevada.

Muy cómodo siempre poner en manos de Antonio Espinar la elección de nuestro alojamiento, pues te provee de inusuales detalles durante tu estancia y lo hace todo muy sencillo, cuestión que se agradece lo más grande. Fueron jornadas intensas de esquí, pues las pistas estaban abiertas en su totalidad y todos disfrutamos muchísimo a pesar del guarrazo que me pegué y que recuerdo cada día al ver cómo mi muslo derecho sigue decorado con un precioso y potente cardenal. ¡Cosas del oficio! Genial ir perfectamente equipada con casco incluido, por supuesto, gracias a Rio Sporta mi ya amiga Shary y a la marca líder Head, que me pusieron bien guapa.

En la magnífica compañía de Antonio Espinar.

Todos los compañeros de viaje, familiares y amigos, dispuestos a disfrutar de la gran aventura en la nieve.

Con mi querida amiga Silvia Peris.

Con mi amiga Ana Nievas, de la firma ‘by Mordisco’.

Inevitable no parar a repostar en Clicquot Nevada Terrace por agradable que es, lo bien que atienden y lo riquísimos que están todos los platos que primero entran por los ojos por la bonita presentación, pero que después terminan dándonos mucho placer a las y los comilones como yo. Felicidades a Antonio Cruz, responsable de cocina de Clicquot Nevada Terrace y N’ice. Y aquí precisamente en N’ice es donde terminaban nuestras intensas, sanas y divertidas jornadas en la montaña. Dj, charla agradable e incluso un bailecito, y a dormir para coger fuerzas para la siguiente jornada… Como siempre, ¡gracias, Silvia, eres una excelente anfitriona! ¡¡Hasta el próximo año Sierra Nevada!!

Con mi hija Claudia.

Con mi hija Claudia y mis amigas Ana Nievas y Silvia Peris.

Junto a otro gran amigo, Alejandro Berdejo.

Agradecimientos:  Estación de Esquí y montaña de Granada, Sierra Nevada.

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *