Un pacto con el diablo

Me atrevo hoy a hablaros de Hedonai porque hay muchas amigas que se interesan sobre cuáles son mis cuidados para mantenerme en forma, qué dieta hago, si sigo alguna en especial, qué productos de belleza uso, si me hago algún arreglillo… Pues, teniendo muy presente la máxima ‘mejor prevenir que curar’, he de confesar sin ningún tipo de pudor que sí, que algún arreglillo que otro me hago; aunque son tratamientos poco agresivos, más bien preventivos. Y es cierto que considero que habiendo tan magníficos avances en salud y belleza…, ¿por qué no utilizarlos? No me incomoda en absoluto responder a estas preguntas cuando me las hacen; es más, me gusta pensar que lo hacen porque me ven un buen aspecto, natural, y eso siempre es agradable sentirlo. Pero cuando me piden consejo sobre lugares a donde poder dirigirse para estos asuntos, sí que insisto en que deben ser de absoluta confianza para la persona en cuestión y con la garantía de recurrir a los mejores profesionales. En este sentido, yo me siento tremendamente a gusto en los centros médico-estéticos Hedonai. En concreto, frecuento el que se encuentra en El Corte Ingles de la Plaza del Duque de Sevilla. Allí tengo la total tranquilidad de que estoy en las mejores manos, las de la doctora Antonia Martínez. Desde que llego, con más o menos nervios porque soy muy miedica, la responsable de marketing y ya amiga, Sonia Araujo, con mucho tiento me explica qué es lo que me vendría bien hacerme y en qué medida. A día de hoy, os cuento que mis tratamientos han consistido básicamente en botox, un par de veces al año y con muchísimo respeto (mi doctora se sorprende y ríe de mí, y conmigo, de lo asustadiza que soy); también mesoterapia, que suelo hacérmela coincidiendo con cada estación del año, hilos tensores (en esto soy muy nueva, pero creo que a medio plazo me va a gustar) y, por último, y para mi disfrute personal, suelo hacerme algún que otro tratamiento de cabina hidratante (recomendaría, sin lugar a dudas, el Eve Lom). Os muestro algunas imágenes de una de mis visitas a Hedonai y, en otra ocasión, os cuento más secretillos…, ¡besos!

Fotos: Chema Soler

 

QUIZÁ TAMBIÉN TE GUSTEN:

1 Response

  1. Antonio Rengel dice:

    Cada dia eres mas preciosa Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *